Factores ambientales que afectan a la fertilidad y el desarrollo del embrión

Durante el proceso de maduración del óvulo, en el ovario se produce el crecimiento de múltiples folículos hasta la selección de un folículo dominante. La ovulación es el proceso de liberación del ovocito albergado por dicho folículo principal. Durante este período, los óvulos incrementan la cantidad y calidad de su citoplasma en un proceso de maduración citoplasmática y ello determinará la capacidad de lograr un embarazo a término.
Diversos estudios probados apoyan la teoría de que el entorno en el que se desarrollen los gametos (óvulo y espermatozoide) afecta a dicha maduración del citoplasma del ovocito y, en última instancia, al éxito de la técnica de reproducción asistida. Existen varios factores ambientales que afectan a la calidad del óvulo y espermatozoide:

Edad

La edad afecta al número de óvulos que pueden ser obtenidos tras una hiperestimulación ovárica controlada. La ligera disminución de los partos llevados a término en mujeres con edad avanzada indica que la calidad citoplasmática afecta a la redistribución del material genético y a otros mecanismos celulares. El tratamiento con coenzima Q10 mejora esta migración de cromosomas y aumenta la energía disponible para las divisiones y demás funciones celulares.
Otra consecuencia de una edad avanzada es la disminución de los niveles de andrógenos, los cuales son importantes para incrementar el número de folículos antrales (dominantes) y para la proliferación de las células de la granulosa que rodean al ovocito y disminución de su muerte celular programada. Este déficit se contrarresta con la administración oral de dehidroepiandrosterona (DHEA) y testosterona en gel y en parche.

Estrés oxidativo

La edad avanzada también es la responsable de un aumento del estrés oxidativo, a su vez asociado con un incremento en la mortalidad de las células de la granulosa, lo cual disminuye la calidad del embrión y, por tanto, de un parto llevado a término. Este estrés oxidativo también produce acortamiento de los extremos de los cromosomas donde se alberga el ADN, lo cual contribuye a defectos en el material genético del embrión.
En cuanto al factor masculino, los espermatozoides de un varón con edad avanzada poseen un mayor nivel de fragmentación del ADN, lo cual se correlaciona con el estrés oxidativo y perjudica el éxito de la Fecundación In Vitro (FIV).
Para contrarrestarlo, se debe incrementar la ingesta de antioxidantes y vitaminas.

Obesidad

La obesidad a su vez es un estado de alto estrés oxidativo y se asocia con la disminución de la tasa de embarazo. Además, provoca efectos tanto en el endometrio como en el óvulo reduciendo la tasa de éxito en una FIV e incrementando el riesgo de aborto debido a varios mecanismos como la inflamación sistémica. Se debe advertir a todas las mujeres obesas, en particular las que poseen un índice de masa corporal mayor de 35 kg/m2 y fomentar su pérdida de peso antes de comenzar un tratamiento de reproducción asistida, especialmente en mujeres que ronden los 38 años. Se recomienda tomar antioxidantes y antiinflamatorios como el omega-3 para reducir el estrés oxidativo y la inflamación, además del ejercicio físico a bajo y alto nivel.

Fumar-y-beber-en-el-embarazo-afecta-a-tus-nietos_referenceTabaco y alcohol

Ambos reducen la tasa de embarazo en FIV e incrementan el riesgo de aborto. En concreto, fumar reduce la tasa de éxito hasta la mitad e incrementa en un 25% el riesgo de aborto (incluso en una donación de óvulos), también en un tratamiento mediante inyección espermática intracitoplasmática (ICSI).
El tabaco provoca un alto estado de estrés oxidativo, por lo que se recomienda la toma de antioxidantes y dejar de fumar de 3-6 meses antes de iniciar un tratamiento.

Cafeína

Estudios previos apoyan la teoría de que la toma de 0-2 mg al día de cafeína, equivalente a la no ingesta o consumo de una taza de bebida descafeinada, mejora la tasa de éxito de la FIV. Sin embargo, actualmente se cuestiona este efecto positivo, por lo que las mujeres deberían considerar reducir el consumo de cafeína.

Ejercicio físico

El ejercicio moderado, tanto en el hombre como en la mujer, está asociado con la mejora de la función de los gametos y la tasa de éxito de la FIV, ya que reduce el estrés oxidativo e incrementa las defensas antioxidantes celulares. Sin embargo, un ejercicio intenso reduce el éxito de la FIV (excepto en mujeres obesas).

Dieta

Una dieta equilibrada mejora la fertilidad tanto en el hombre como en la mujer. Un ejemplo de ello sería el consumo de menos carne roja y grasas saturadas y más pescado azul y frutas y verduras. La dieta mediterránea se considera una de las dietas más saludables, ya que contiene altos niveles de antioxidantes y omega-3.
Además, debemos evitar el consumo de productos cocinados a altas temperaturas en parrilla o en barbacoa, ya que con ello ingerimos los llamados productos finales de la glicosilación avanzada (AGEs), los cuales son tóxicos y reducen la respuesta del ovario y la tasa de embarazo.

Desirée Sancha Címbora

Desirée Sancha Címbora

Grado en Bioquímica y Máster oficial en Biología y Tecnología de la Reproducción en mamíferos. Embrióloga en Fertilidad Roca
Desirée Sancha Címbora

Latest posts by Desirée Sancha Címbora (see all)